El Papa Francisco, ha escrito una Encíclica dedicada a la fraternidad y a la amistad social, “Fratelli tutti”. El título está inspirado en las “Admoniciones” de San Francisco de Asís, que usó esas palabras “para dirigirse a todos los hermanos y las hermanas, y proponerles una forma de vida con sabor a Evangelio”. El Santo Padre nos invita a plantearnos la cuestión: ¿Cuáles son los grandes ideales, pero también los caminos concretos a recorrer para quienes quieren construir un mundo más justo y fraterno en sus relaciones cotidianas, en la vida social, en la política y en las instituciones?

Siguiendo el amor a la Iglesia de Mary Ward y su deseo de lucha contra la desigualdad, os invitamos a leer y a profundizar esta carta del Papa, aprovechando este momento social tan delicado que estamos viviendo. Época marcada por la guerra, la pobreza, la migración, el cambio climático, la crisis económica, la pandemia… Reconocernos a nosotros mismos como hermanos y hermanas, reconocer en quiénes nos encontramos un hermano y una hermana; y para los cristianos, reconocer en el otro quién sufre el rostro de Jesús; es una forma de reafirmar la dignidad de todo ser humano creado a imagen de Dios. Y es también una manera de recordarnos que de las dificultades actuales nunca podremos salir solos. 

Os dejamos el link: Carta Encíclica «Fratelli tutti».