Estos días estamos recibiendo la bendición de Dios con la ayuda del Padre José. Estamos todos muy contentos de «recibir bien» en un momento social en el que parece que sólo hay maldición. ¡En Irlandesas creemos en el amor de Dios!