Cómo lo queremos hacer

  • Creando espacios que posibiliten una experiencia de Dios y que ayuden a integrar en la vida diaria los valores de Jesús.
  • Atendiendo a la realidad del alumnado, a sus capacidades, a su entorno y situación familiar, para que puedan llegar a ser agentes de cambio social.
  • Acompañándoles en su proceso de crecimiento, del que deben ser protagonistas.
  • Intentando lograr un equilibrio saludable entre la autoestima y la exigencia personal.
  • Trabajando con una metodología flexible y abierta al cambio.
  • Potenciando una pedagogía basada en la experiencia-reflexión-acción.
  • Dotando al alumnado de estrategias de actuación y de las herramientas necesarias para adquirir una actitud continua de discernimiento en su vida.
  • Proporcionando una formación académica con los conocimientos necesarios para que aprendan a vivir.
  • Ofreciendo una información global sobre la realidad.
  • Incorporando reflexivamente en su proceso de crecimiento los avances tecnológicos que se produzcan.
  • Despertando el interés y la curiosidad por aprender. Fomentando su espíritu crítico, autonomía, creatividad y libertad.
  • Educando en valores desde la coherencia y en libertad; con alegría, entusiasmo, paciencia, cariño y comprensión.
  • Asumiendo y sintiéndonos enraizados en la cultura, lengua e idiosincrasia del lugar donde estamos ubicados, sin olvidar que formamos parte de una realidad más global.
  • Acompañando al alumnado que se incorpora desde otras realidades sociales, culturales y religiosas con la riqueza que nos aporta; con una especial preferencia por aquellos con mayores necesidades.
  • Fomentando en los claustros la renovación y la formación permanente.
  • Escuchando y atendiendo las necesidades e intereses del personal del centro.
  • Implicándonos todos los agentes que intervenimos en el proceso educativo.
  • Creando un ambiente abierto y de diálogo en el que se fomente la participación de todos los miembros de la Comunidad Educativa.